ABDOMINOPLASTIA


Es la cirugía de elección para aquellos pacientes que ya sea por obesidad o embarazos la piel de su abdomen cuelga por que su estiramiento no tuvo una regresión al disminuir de peso o después de tener sus hijos. En la mayoría de los casos se debe acompañar de lipoplastia láser en el contorno para armonizar la silueta en todo el contexto.

La evaluación y exámenes previos son los mismos que para la lipoplastia. La anestesia es igual (conductiva), ambulatoria o con una noche de hospitalización dependiendo del caso y de los deseos de la paciente.

La cirugía como tal consiste en elevar el colgajo de piel y de grasa del abdomen, preservando el ombligo y resecando (cortar) la piel que quedaba debajo del ombligo, desapareciendo las estrías y cicatrices previas.


La duración es de aproximadamente dos horas



CUIDADOS GENERALES PREOPERATORIOS CIRUGIA ESTETICA


Como toda cirugía estética es una cirugía programada, no de urgencia, el paciente que se va a someter a este tipo de cirugía, debe encontrarse en un estado óptimo de salud, ó sea, no tener una enfermedad activa no controlada, no tener un estados viral o gripal, tampoco infeccioso, ya sea general o en piel, si presenta una enfermedad crónica, como por ejemplo, diabetes, hipertensión arterial, hipo o hipertiroidismo, problemas de coagulación, enfermedades autoinmunes, inmunosupresión, o enfermedades cardiacas o pulmonares; eso no descarta poderlo intervenir, sin embargo, debe encontrarse completamente estabilizado con los medicamentos adecuados.


Para confirmar lo anterior, a todo paciente se le practica un examen físico exhaustivo, acompañado de los paraclínicos necesarios y evaluados tanto por el cirujano, como por el anestesiólogo en el chequeo preanestésico, estos últimos pedidos unos de protocolo, como los son el cuadro hemático, y las pruebas de coagulación, y otros pedidos de acuerdo con la complejidad de los procedimientos por realizarse y la edad y patologías del paciente.


Al igual que las anteriores patologías es de vital importancia que le paciente se encuentre en perfecto estado de salud mental, y no se encuentre en el desarrollo de una crisis emocional por perdida o depresión, en otras palabras, su decisión debe ser tomada en forma responsable y tranquila.


El paciente debe referir juiciosamente que medicamentos toma, para poder suspender aquellos que vayan a perjudicar su cirugía, como es el caso de a anticoagulación. El paciente debe tener el tiempo suficiente para tener listas las fajas, medias, fotografías y medicamentos que se requieran para cada cirugía. De igual forma es mandatorio para realizar cualquier cirugía estética adquirir una póliza de seguro obligatorio, la cual le garantiza al paciente, seguridad y quedar cubierto ante cualquier complicación desde el momento de la cirugía y por dos meses después, sin incurrir en ningún costo adicional, sea por una urgencia ambulatoria o de hospitalización. Dicha póliza es generada por nuestro equipo de trabajo y debe ser realizada con suficiente tiempo de anticipación. Es fundamental que el paciente lea serena y ampliamente el consentimiento informado, que debe firmar antes de la cirugía y en el cual queda claro los compromisos por parte del cirujano, los compromisos por parte del paciente, y que si bien el cirujano se compromete a poner al servicio de éste , toda la ciencia, experticia, las cirugías estéticas no son de resultados si no de medios.


Capitulo aparte lo representa el consumo de tabaco, el cual debe ser suspendido con una antelación de por lo menos 10 días y hasta por mes después de la cirugía.


De capital importancia es estar atentos a cualquier signo de alarma, como lo son fiebre alta, escalofrío, dolor intenso en el área operada, calor o rubor (ponerse colorado) en el área intervenida, secreciones purulentas, cefalea intensa, mareos fuertes. Todas estas circunstancias deben ser comunicadas al cirujano.


CUIDADOS ESPECIFICOS PRE-OPERATORIOS


Como comúnmente en pacientes muy obesas presentan debido al acúmulo de humedad por los dobles de su abdomen sobre si mismo, debe ser tratada previamente la condición de intertrigo o cualquier otra infección por hongos.


CUIDADOS GENERALES POSTOPERATORIOS PARA TODA CIRUGIA ESTETICA

Debe tenerse en cuenta, que si bien la mayoría de los procedimientos estéticos en nuestro caso, son manejados de forma ambulatoria, no por eso se le debe dar menos importancia al manejo postoperatorio y tomar el tiempo y los cuidados necesarios con responsabilidad, para una excelente recuperación y mejores resultados. En primer término administrar juiciosamente todos los medicamentos prescritos, el reposo indicado, la deambulación en casos de movilización de grasa, el uso de fajas, medidas de presión positiva, etc, hielo, calor húmedo, evitar ejercicios pesados o contra resistencia, no tomar el sol , asistir a los controles programados, evitar hacer cosas no prescritas por el cirujano ni mucho menos tomar otros medicamentos porque alguien dijo. Ser conscientes que después de cualquier cirugía, viene un periodo largo de inflación, hematomas o morados y que los resultados en ningún caso son inmediatos.


No retirarse vendajes, drenes ni férulas sin la asistencia o autorización del cirujano.

Cualquier duda que tenga en el postoperatorio, solicitar indicaciones del parte del cirujano o sus asistentes.


CUIDADOS ESPECÍFICOS POST-OPERATIRIOS

Específicamente debe evitarse la aplicación de bolsas de agua calientes o eléctricas, que debido a la pérdida de la sensibilidad temporal de la piel del abdomen pueden ocasionar quemaduras graves sin que la paciente lo perciba. Especial atención se debe tener en evitar los problemas tromboembólicos que puedan derivarse de ésta cirugía, por lo que todas las baterías deben ser encaminadas a evitarlos, evitando el reposo absoluto, o sea caminar frecuentemente, usar medias de gradiente positivo y aplicarse inyecciones de anticoagulante en las noches durante mínimo 6 días.


La incapacidad para trabajo de oficina es de una semana, para gimnasio aeróbico 3 semanas sin restricción después de un mes. Los puntos del ombligo se retiran a los 8 días al igual que el sistema de drenaje, los puntos de la herida principal son intradérmicos y absorbibles (no se retiran)


La faja debe permanecer durante un mes; los cuidados para evitar cicatrización notoria van desde el uso de batas de silicona a cremas que se prescriben a partir de la tercera semana.

Complicación frecuente es el seroma (acumulación de suero en la porción inferior del abdomen) que se drena sin complicación en los controles en el consultorio.

Presentan inflamación durante los dos primeros meses y adhesión de la piel entre el tercero y cuartomes, por lo que podemos hablar de un resultado final al cuarto mes.



#abdominoplastia #cirugiaplastica #cirugiaestetica


1339 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

OTOPLASTIA